notefiesdeuncliente

No te fíes de un cliente si te dice…

Ya son muchos años los que llevo dedicado de forma profesional a lo que es el diseño gráfico, diseño web y marketing digital. De hecho dentro de no mucho mi empresa cumplirá siete años de vida y lo cierto es que siete años dan para mucho. Por esa y por otras razones me he decidido a escribir en mi propio blog después de ocho años sin hacerlo y una de las razones es que voy a intentar compartir parte de mi experiencia por si en algún momento puede resultarle útil a alguien. Y hoy voy a dedicarle el artículo a esos clientes que puede no te convengan mucho.

A continuación voy a exponer algunas de las frases con las que me he topado a lo largo de mi trayectoria profesional y que después de mucho tiempo cuando las vuelvo a escuchar me hacen estar alerta porque suelen encajar en un mismo tipo de cliente que te va a pagar poco, no va a valorar tu trabajo o incluso puede que nunca llegue a pagarte.

En ocasiones no, pero son las menos. Así que te recomiendo no te fíes de un cliente si te dice…

No te fíes de tu cliente si te dice… que tiene un proyecto entre manos muy fácil de realizar.

No sé cuantas veces habrán sido, pero vamos han sido muchas las veces que me ha llegado un cliente diciendo que tenía un proyecto muy fácil de realizar y por el cual tenía que cobrarle poco dinero. En ocasiones ha sido verdad que el proyecto en cuestión era sencillo y no ha necesitado de muchos esfuerzos para salir adelante, pero a veces te llega un cliente diciendo que tiene en su mente una idea muy fácil a desarrollar para crear una red social dedicada a algún sector concreto o que quiere montar una tienda online muy peculiar para vender solo un producto. Y son proyectos que para ellos puede que estén muy claros y sean muy sencillos pero requieren de un esfuerzo que normalmente ellos no valoran y que además van a querer que se ejecuten rápido y a coste bajo.

No te fíes de tu cliente si te dice… que necesita un proyecto para ayer

Este es otro de los típicos clientes. Te llega con prisas y te plantea un proyecto y cuando le preguntas los plazos de entrega te dice que para ayer. Si te dice esto, malo. Las prisas nunca son buenas y además en la mayor parte de las ocasiones el cliente ha estado masticando el proyecto con mucha parsimonia para cuando llegado un momento provocado por dios sabe que o quién, le entran las prisas te llega y dice que necesita llevar a cabo dicho proyecto para ayer. Además es que no falla, siempre utilizan el mismo término. No dicen cuanto antes, o lo más rápido posible, dicen para ayer. Así que si escuchas esta frase… no te fíes de ese cliente.

No te fiés de tu cliente si te dice… que se lo dejes barato que te va a conseguir más clientes.

Si escuchas esto más te vale huir. Son también muchas las ocasiones en las que me ha llegado un cliente diciendo que estaba interesado en llevar a cabo el proyecto tal y que te ha escogido porque tu trabajo le gusta mucho. Hasta ahí perfecto. Lo malo es cuando de repente te dice que tiene el presupuesto justito, que se lo dejes muy baratito y que no te preocupes que el después te va a traer muchísimos clientes. La verdad es muy diferente y en la mayor parte de las ocasiones, dicho cliente o desaparece o directamente no te trae ningún otro cliente. Y lo que es peor, es el típico cliente que reincide. Así que después de tres o cuatro años puede volver a llamarte con la misma cantinela. Cuidadito.

No te fíes de tu cliente si te dice… que con ese trabajo vas a despuntar y conseguir muchos más

Este es otro tópico real que se da más a menudo de lo que a uno le gustaría, pero lo cierto es que de vez en cuando te llega un cliente con una idea un poco diferente creyendo que se va a comer el mundo y que te dice que llevar a cabo el proyecto que el tiene en su mente va a ser tremendamente exitoso para ti. Que con dicho proyecto vas a conseguir fama y que además los clientes se te van a amontonar en la puerta. Puedo decir que en un alto porcentaje, eso es falso. Alguna excepción puede haber pero estate alerta si te llega un cliente diciéndote esto. No digo más.

No te fíes de tu cliente si te dice… que le prepares varias propuestas antes de empezar

Cuidado, cuidado. Estamos hablando ya de clientes peligrosos. Si te llega un cliente que te dice que antes de aceptar el presupuesto que le gusta mucho y que además ya tiene decidido trabajar contigo pero que necesita que le hagas una propuestas antes, sal corriendo. Así de claro. Recomiendo tajantemente cobrar al menos un porcentaje del presupuesto antes de comenzar a trabajar en ningún proyecto. Nadie te aseguro que tras presentar tus propuestas este cliente vaya a contratarte y es más, puede que hasta se quede las propuestas se las lleve a otra empresa o profesional y acabes viendo tu trabajo plagiado y sin haber cobrado un mísero euro. No trabajes gratis. Nunca.

 

Etiquetado como: